sábado, 1 de noviembre de 2008

Debemos ser sensibles


Debemos ser sensibles a la naturaleza profunda de las cosas…

Debemos ser sensibles a la naturaleza profunda de nuestra propia organización social, y debemos ser sensibles a las realidades de nuestro propio entorno social y natural…

Debemos ser sensibles a nuestros propios padecimientos así como a los padecimientos de los demás, y por cierto también debemos permitir que nuestro entendimiento explore y perciba las enormes posibilidades de una sana y ordenada evolución de nuestra estructura social… Y a todas luces, la actual estructura de convivencia no es ni muy ordenada ni muy equilibrada... Busquemos pues un procedimiento para mejorar... Busquemos una herramienta que permita imponer un constructivo y novedoso orden social... Personalmente pensamos que esa herramienta salvadora perfectamente puede ser el dinero telemático, pero bueno, si se encuentra una herramienta mejor y más adecuada, pues adelante, ensayemos esa otra solución, pues es evidente que urgentemente necesitamos un cambio...